Actualizar, actualizar



La agenda, el sistema operativo, un juego de la wii, el mail, el blog, el perfil de facebook... qué coñazo pasarse todo el día poniéndote al día y total para qué, ¿para decirle al mundo hola estoy aquí y estoy superactualizado?. Puede ser, por eso tenía los dedos afilados de tanto teclear y los ojos miopes de fijar la mirada en la pantalla. Claro que últimamente no he estado muy cumplidor, y es que me era imposible decirle nada al mundo, mientras sentía estar en otra galaxia (aunque he de reconocer que no sé si he aterrizado todavía) y es que estar viviendo en 10 te hace evadirte de las "obligaciones" en algunas ocasiones.

No sé quién sería el ingenioso creativo que auguraba a todos un año 10 en el 2008, basándose en la relevante evidencia de que la suma de sus dígitos hace la decena perfecta. Yo que soy muy dado a creerme las cosas cuando me convienen y que tenía información confidencial para pensar que podría ser cierto, me puse manos a la obra para aprovechar mi año 10. Pero fallé. No tuve en cuenta todos los parámetros y se me olvidó que este viaje no lo hago solo, por eso, para mi sorpresa este año ya va por el 15 o el 16. GRACIAS a muchas personas estoy viviendo un año de muchos cambios, y todos a positivo, que me están permitiendo cargar la mochila de tantas emociones que creo tener energía para llenar más años 10 de aquí en adelante.

Por eso me siento actualizado, completo, renovado. Más feliz de ser como soy, de tener lo que tengo, y de poder compartirlo sin pudor contigo que sé que lees esto desde el cariño que nos une. A pesar de que mi perfil de facebook sea una cutrez, que no responda ni a la mitad de los mails que me llegan o lleve meses sin entrar al blog, no dejo de darle al botón de actualizar.